Inicio / Historia de los trasplantes

Historia de los trasplantes

Origen y evolución




Los orígenes de la cirugía de trasplante de pelo se remontan al siglo XIX.

Inicialmente realizado en animales en los años 1800 primero el Dr. Baromo en 1804 quien demostró la posibilidad de trasplantar pelo con éxito y posteriormente el Dr. Unger  en 1822 quien fue el primero en tratar la calvicie mediante un autotrasplante.

Sin embargo el desarrollo y la práctica de la cirugía capilar  se llegó a realizar a partir de  1939 donde  antes de la I Guerra Mundial un dermatólogo japonés el Doctor Okuda de Japón estaba intentando el trasplante del pelo para las pestañas y las cejas de la gente que las había perdido traumáticamente; así mismo fue el primero en describir la técnica del punch, al utilizar un bisturí circular para injertos en pacientes con grandes quemaduras

En 1952, el Dr. Norman Orentreich realizo en primer trasplante capilar en un varón con alopecia androgenética y posteriormente en 1959 comenzó un nuevo campo de la cirugía cuando publicó lo que hoy son las bases para la cirugía de trasplante capilar. Inicialmente se usaron el pelo de la periferia, o de la espalda y de los lados de la cabeza, para intentarlo.

Su principal trabajo era determinar si lo folículos que obtenía eras resistentes a la causa de la calvicie lo cual resulto así que estos folículos reimplantados sobrevivían en la piel calva y se logró un gran avance. Se le conoció a este fenómeno como “dominancia de donante”; entonces la cirugía de trasplante de pelo se hizo posible.



/wp-content/uploads/2016/08/image041-300x135.png

Evolución del Trasplante

Los procedimientos de trasplante de pelo en los años 60 y 70 utilizaban segmentos de piel del cuero cabelludo con 15-25 pelos y eran injertados en un patrón cilíndrico redondo (punch). El resultado se presentaba en forma extraña, como “Pelo de Muñeca”, dejando una gran cantidad de cicatrices en el área donante conocida como “Franja Permanente”.


/wp-content/uploads/2016/08/image043.png

Ya a principio de los años 80 se comenzaron a utilizar los Micro-Mini-injertos, con lo que se inicia la era de extracción de tiras de cuero cabelludo y se realiza la disección con lupas de pequeños micro-injertos de 1-3 pelos para la línea anterior y de mini-injertos compuestos de 4-12 pelos cada uno para densidades posteriores.


/wp-content/uploads/2016/08/image047.png

/wp-content/uploads/2016/08/image045-300x135.png



/wp-content/uploads/2016/08/image049-300x129.png

/wp-content/uploads/2016/08/image051.png

Con el pasar de los años y técnicas mejoradas, el Dr. John Headington en 1984 introduce el “Trasplante de Unidades Foliculares” y ya a finales de los 80 se describe la técnica microscópica de disección desarrollada por el Dr. Bobby Limmer.

Posteriormente Bernstein y Rassman formalizan los principios publicando “La Lógica del Trasplante Folicular” cuyo nombre se cambió formalmente en 1998 para denominarse “Trasplante de Unidades Foliculares”.

Actualmente la cirugía de trasplante de capilar ha alcanzado un nivel que permite obtener un resultado predecible y que es casi imperceptible para la mayoría de la gente por su máxima naturalidad.


Técnicas Quirúrgicas

Las técnicas quirúrgicas utilizadas para un trasplante capilar consiste en extraer unidades foliculares de la zona posterior de la cabeza (zona donante) e implantarlos en las zonas donde necesitemos cubrir (zona receptora).

Las unidades se extraen de la zona posterior ya que es una zona en donde los folículos no están “programados” genéticamente para caerse; por tal motivo es un pelo que va a durar para siempre.

Desde hace muchos años y en la actualidad se utilizan 2 técnicas distintas para la extracción del pelo de la zona donante, y en contra de lo que la gente cree, una vez extraídas las unidades por cualquiera de las 2 técnicas, la implantación es la misma en ambos casos.


/wp-content/uploads/2016/08/image052.png



Contacta o pide cita






Injertoscapilaresfue.com Copyright 2016